Home     Contact Us         Log in
Oct 24
Monday
Dharma Teachings
Canto de los protectores de Shambhala

por Russell Rodgers

Un flujo constante de coincidencia conforma nuestras vidas. Nos levantamos por la mañana. Está lloviendo y eso siempre nos deprime un poquito. Hay un colapso drain-300x169e tráfico en el camino al trabajo. En el trabajo pierdes a un cliente importante. Luego sale el sol, así que sales a dar un paseo durante el descanso del café. Escuchas el canto de un pájaro y te preguntas qué es lo que está haciendo allí. Tu ánimo se vuelve más liviano. Vuelves a la oficina y te encuentras con la llamada de un nuevo cliente. Tu mente empieza a acelerar con las posibilidades. De camino a la comida, bajas de la acera y un coche que venía a toda velocidad frena y te esquiva. El conductor toca el claxon para que te des cuenta. Te sientes enfadado, vulnerable e incompetente.

La realidad nos habla mediante la coincidencia. A veces la coincidencia nos despierta de una manera muy directa. A veces la coincidencia nos envía a un lugar oscuro, donde deprimidos y resentidos, vamos dando círculos. A través de la coincidencia de estar expuestos a carcinógenos, las personas enferman y mueren. Nos gusta pensar que nuestras vidas están planificadas y bajo control, pero de hecho, lo mejor que podemos hacer es cabalgar las olas de la coincidencia. Realmente, cada momento es un nuevo ahora, una coincidencia fresca. Sólo que no nos damos cuenta. Nos olvidamos de donde estamos, envueltos en patrones de pensamientos rancios.

barn-300x200La mayoría de las culturas, sobre todo las que están conectadas con la tierra, tienen algún sentido de un mundo invisible que guía nuestra existencia. Para ellos, este mundo no es remoto: les habla a través de la coincidencia. En nuestra cultura tenemos varias maneras de explicarnos cómo sucede eso. Hay dichos populares que nos explican cómo ocurre. Hay frases hechas como “lo que va, vuelve“, o “se recoge lo que se siembra” o “quien a hierro mata, a hierro muere”. O simplemente hablamos de “suerte”.

La mayoría de la gente, budista y no budista, tienen alguna relación con la idea de que el universo actúa sobre nosotros de una manera que se determina por nuestro comportamiento. Habitualmente esas acciones tienen una cierta lógica. En culturas teístas, la lógica podría estar asociada con dios y sus preferencias. En culturas budistas, esta lógica se llama karma. Los agentes de la acción kármica son simbolizados por deidades mundanas e iluminadas. Algunas de esas deidades locales están asociadas con paisajes en concreto y otros tienen una presencia más general. Algunos son protectores iluminados de sabiduría comprometidos con asistir a los practicantes en su camino del despertar. Algunos son mundanos, como nosotros, en tanto que sus efectos pueden ser caóticos y desproporcionados.

blossom-300x169A veces los protectores de sabiduría tienen incluso un séquito de deidades mundanas que les van siguiendo por ahí. A lo mejor eso refleja el hecho de que depende de nuestra interpretación si captamos el mensaje del estado despierto de lo que la realidad nos ha puesto por delante. Como hemos visto en el ejemplo de alguien que se levanta por la mañana, la coincidencia no necesariamente nos despierta. Es posible atravesar un día entero sin apreciar la magia ordinaria de la vida.

¿Cómo miraría alguien que hace la práctica de los protectores de manera regular a los ejemplos de coincidencia que hemos mencionado antes?

Nuestro practicante mira hacia fuera y ve que está lloviendo. Se da cuenta de que su energía es baja. Lo toma como una señal de que necesita mirar el estado de su mente. ¿De qué se compone exactamente ese estado de ánimo? En el colapso de tráfico camino al trabajo, aprovecha la oportunidad para disfrutar del momento presente y siente compasión por los otros conductores que están aburridos y frustrados. Cuando pierde a ese cliente importante, reflexiona sobre la vacuidad y está ligeramente agradecido. Luego sale el sol y durante el descanso del café se va a dar un paseo. Oye el canto de un pájaro. Sus pensamientos se interrumpen por unos segundos y le agradece al pájaro haberle despertado. Su ánimo se levanta y aprovecha la ocasión para apreciar lo transitorio de sus estados de ánimo. Vuelve a la oficina y ve que ha llamado un cliente nuevo importante. Vuelve a llamar al cliente que había perdido antes y refleja sobre la impermanencia. Al mediodía se va a comer a su lugar preferido. Cuando da el paso bajando de la acera y el coche que venía deprisa frena, siente la impermanencia y al mismo tiempo se siente triste porque el conductor está tan absorbido por sus prisas. Celebra el hecho de estar vivo.

boots-300x200Una manera de sintonizar con el principio de los protectores es estar más alerta al aspecto siempre cambiante y dinámico de la realidad. Tanto que nos gustaría que la vida fuera estable y predecible, eso no es más que una idea. De hecho no sabemos lo que va a pasar en el momento siguiente, podría ser algo completamente inesperado. Ser consciente de esta manera hace la vida más mágica. Vemos por ejemplo que los patrones se cumplen por sí mismos, pero los vemos con nuevos ojos. Vemos que una niña suelta la mano de la madre para poder pisar un charco. Vemos la cualidad de niña en la niña, su bondad de ser una niña. Vemos el capricho y las sorpresas y el humor que contiene. Frente a este trasfondo de bondad fundamental, los protectores del estado despierta hacen su juego.

En un sentido, los protectores son una manera de caracterizar los caminos misteriosos en los que la coincidencia afecta nuestras vidas. A menudo tenemos la impresión de que hay algún hilo conductor; en el sentido de que incluso eventos difíciles en nuestras vidas nos enfrentan a situaciones de aprendizaje que a la retrospectiva parecen adecuados y completamente encajados en nuestras necesidades reales. En este caso, nos sentimos protegidos por la realidad.

Una consecuencia de hacer los rituales de los protectores es que empezamos a acercarnos a la coincidencia. Más que sentirnos víctima de los eventos, empezamos a tener interés y comenzamos a examinarnos. Empezamos a leer los sucesos coincidentes en nuestras vidas. Quizá estemos notando que más y más información nos llega sutilmente del entorno. Al igual que en las interacciones con la gente, cuando uno presta atención, la comunicación se abre.

house-keys-300x200Por ejemplo, en nuestro Centro Shambhala habíamos estado mirando para comprar un edificio nuevo. Nuestro antiguo edificio estaba en venta y nos sentíamos inseguros, aunque amábamos nuestro antiguo espacio. Encontramos un edificio dentro del margen de precio, pero era más bien sencillo y no muy atractivo. No podíamos decidirnos y pospusimos la decisión durante unos meses, pensando que igualmente nadie iba a querer el edificio. Estábamos en el tira y afloja, a veces hacia un lado y a veces hacia el otro, con las mismas personas cambiando entre los diferentes puntos de vista. Algunas personas se sentían muy confiadas en que podríamos hacer la operación, y luego se desanimaban debido a la magnitud y la incertidumbre del trato. Había siempre suficiente diversidad como para no llegar todos juntos a tomar una decisión.

Al final nuestro propietario duplicó el alquiler e hicimos una oferta. De pronto parecía que el momento apropiado había llegado. La comunidad se unió alrededor del proyecto. Parecía que habíamos sido apoyados por una realidad benevolente, en este caso la señal vino de nuestro propietario. Aunque nuestro propietario no está iluminado en absoluto (por lo que veo), nos mandó un mensaje muy claro. Al día siguiente nuestra oferta en el nuevo edificio fue aceptada; alguien más intentó comprar el mismo edificio a un precio más alto. Menciono esta historia no porque tenga mejores percepciones o porque tenga alguna certeza de que un protector estuviera involucrado, o que nuestra experiencia fuese nada más que pura casualidad, sino que siendo conscientes del principio protector y haciendo las prácticas, me ha hecho tomar confianza que cuando el momento es adecuado, las cosas nos van a mostrar el camino. Mientras tanto sé ser paciente y respetar el hecho de que las circunstancias no han hablado todavía.

Tradicionalmente hay dharmapalas iluminados y mundanos. Los mundanos son como las personas. A veces ayudan y a veces van a la suya creando caos. Los protectores de sabiduría son los que se han comprometido al estado despierto. En general esos son de los que hablan los cantos. A veces los protectores se asocian con linajes o prácticas en particular. A veces están conectados con lugares determinados que han ayudado a propagar el dharma. Nos guían en nuestro camino mediante las opiniones que se nos ofrecen o mediante la creación de circunstancias que nos permitan practicar y propagar el dharma.

Canto de los Protectores de Shambhala

El canto de los protectores de Shambhala se refiere a aquellos protectores que están conectados con nuestro linaje; los que protegen el profundo y brillante dharma de Shambhala. Para asegurarnos de no dejar a nadie fuera, invitamos a los protectores de las diez direcciones: los cuatro principales y los cuatro intermedios, y los de arriba y los de abajo. También invitamos a los protectores conectados con lha, ñen y lu. Ellos viven en los lugares elevados, en los lugares intermedios amistosos hacia los humanos que ahí habitan, y los lugares acuíferos, respectivamente. Residen en “el universo de los fenómenos invisibles”.

El linaje de Shambhala está conectado con la intrepidez de ver la bondad fundamental a través del capullo. Hay fuerzas que se alinean con ello de forma natural. Se dice por ejemplo que las cosas que se unen han de separarse de manera natural, el principio básico de la impermanencia. De manera que las opiniones que recibimos sobre nuestro capullo se construyen por el hecho de tener un capullo en primer lugar. Los eventos de coincidencia en el mundo nos mostrarán nuestro capullo.

Guardianes del dong de los Mukpo, no olvidéis vuestro compromiso: disipad los obstáculos externos, internos y secretos. El dong de los Mukpo se refiere al clan de los Mukpo, el nombre de familia de Trungpa Rimpoché. Sus estudiantes y los estudiantes de su hijo, Sákyong Mipham Rimpoché, están incluidos en este clan. Esto es posible porque formar parte de un clan está más conectado con las deidades y las prácticas de un determinado linaje de enseñanzas que con los lazos de sangre.

Los obstáculos externos son los que surgen en el mundo externo: inundaciones, hambrunas, guerras y demás. Los obstáculos internos se describen de diferentes maneras como obstáculos que se manifiestan en el cuerpo, u obstáculos psicológicos. Los obstáculos secretos se suelen referir a obstáculos del darse cuenta, sobre todo obstáculos para ver la bondad fundamental. Son secretos porque nadie más que uno mismo puede verlos.

Al hacer este canto, estamos invocando la confianza de que el mundo puede enseñarnos y guiarnos. Abrimos nuestra conciencia al universo de los fenómenos invisibles que gobiernan lo que nos ocurre. El hecho de hacerlo así hace que nos demos cuenta de la bondad fundamental que surge en cada momento de coincidencia del ahora.

© Russell Rodgers. Publicado originalmente en http://shambhalatimes.org/2016/08/22/the-shambhala-protector-chant/

© de la traducción Comité Nalanda España con permiso del autor.

Be Sociable, Share!
Post Tags: ,

Sorry, comments for this entry are closed at this time.



Website Development by Blue Mandala using Wordpress MU.
All content and source Copyright © 1994-2017. Shambhala International (Vajradhatu), Shambhala, Shambhala Meditation Center, Shambhala Training, Shambhala Center and Way of Shambhala are registered service marks of Shambhala USA

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress